lunes, 17 de mayo de 2010

Que alguien me explique


Me pregunto qué es lo gracioso y atrapante de las telenovelas ¿porqué los protagonistas pasan de llorar amargamente y a moco tendido a ser la pareja heterosexual de gente bonita más feliz de universo?
Y me lo pregunto, no porque dude de la existencia de este tipo de cambios anímicos tan radicales, sino porque en verdad no entiendo, simplemente no entiendo. Tal vez haya algo en mí que está mal, algo que debía "activarse" en mi infancia y que, por alguna razón que desconozco, no se activó o yo qué sé, tal vez sólo soy rara. Pero es que de verdad no entiendo.
Después de preguntarme a mí misma y a uno que otro pobre que pasaba por ahí en alguno de mis momentos de reflexión, cuál es el chiste de las telenovelas, decidí que lo mejor era intentar explicarle al mundo qué es lo que no me cuadra de estas novelitas de popó.
Aquí voy. Comenzaré relatando brevemente la historia básica de estos programuchos:
Mujer pobre, honrada y muy bonita que se enamora (así de repente, tal vez por arte de magia) de hombre rico, guapo y con una familia horrible que sólo se interesa por el dinero. El mundo entero hace lo que está en sus manos para separarlos pero, al final, el amor triunfa y los protagonistas se casan. Los malos reciben su merecido y el director de la telenovela nos deja ver, con unas imágenes de gente sonriendo y niños jugando, que los buenos serán felices por siempre. [Algunos detalles pueden variar ligeramente de novela en novela]
¿Lo notaron? La historia tiene tres partes: La primera, cuando los protagonistas se conocen y se enamoran. La segunda, cuando todo el mundo intenta separarlos. La última, cuando el amor vence y buenos y malos reciben su merecido.
Si se fijan, verán que la primera y la tercera parte, que en teoría son las más agradables, ocupan solamente el 10% de la telenovela. El otro 90% es de sufrimiento, dolor, gemelos malvados, humillaciones, secuestros, puestas de cuerno, etc.
Yo no sé ustedes, pero no entiendo cómo es que los protagonistas se enamoran tan apasionadamente uno del otro, si ni siquiera viven cosas buenas y divertidas, nunca comparten su felicidad, ni pasan una tarde completa disfrutando de la compañía del otro, no salen a bailar o a caminar, no bromean, etc. ¡No mamen! No tienen absolutamente nada en común, ni edad, ni pasatiempos, ni amigos, ni gustos musicales... ni ¡nada! (Ah, perdón, sí tienen algo en común... su ¿amor?... Bah ¡basura!). Estos pobres se la pasan defendiendo su amor, pero nunca creándolo (o lo que sea que se hace cuando las personas se enamoran).
Además, en las novelas, todos lloran y sufren amargamente. Y no es que yo diga que eso no pasa en la vida real, pero es que yo creo que eso no pasa todo el tiempo.
Al menos yo, me la paso bien casi siempre. Es verdad, a veces estoy triste, enojada, estresada o "ameliosa", pero algunas veces, no todo el tiempo.
Las novelas me irritan, ¿se han dado cuenta del mensaje que transmiten?: 
Todo en esta vida es sufrimiento y dolor, todos estamos frustrados y somos infelices con nuestra vida, no te preocupes, es normal que te sientas así. Cuando quieres algo y no lo consigues, seguramente es culpa de alguien que no quiere que seas feliz. Algún día vas a encontrar a una persona que se enamorará ciegamente de ti en el mismo instante en que te vea y te querrá tal y como eres.
Jajaja... ¡qué flojera!
Como les decía, no entiendo porqué a la gente le gusta ver esos programas. Si tengo una tarde libre, al menos yo, no quiero pasármela viendo como sufren y se odian dos o más familias completas.
Pd. No es por presumir, pero en este momento estoy viviendo la parte de las novelas que nunca pasan en la tele. La parte en la que los protagonistas salen, se conocen, se conquistan, se ponen nerviosos, se viven y se disfrutan uno al otro... y todo eso que supongo que a los directores de las telenovelas les parece muy bonito y alegre como para pasarlo en la TV.

5 comentarios:

Leo. dijo...

Por fin soy el primer cuadrito de gelatina :)

Me imagino tu telenovela. El lunes se vería una hora de ti haciéndole piojito a tu galán; el martes, el resumen de lo del lunes y luego 50 min platicando con tu galán de Death Note; el miércoles, el resumen del lunes y martes y 40 min de cómo les fue en la escuela y hablando de la exvirilidad de tu perro; jueves el resumen y los planes para el viernes y el sábado; viernes el resumen de toda la semana y al final del programa un besote estilo "chechelas" para que aparezca el letrerito de "Continuará..." y todos nos quedemos suspirando con las manos en el pecho diciendo "aahhhhh".

No veo telenovelas pero creo que preferiría más drama jejeje.

Yuritzi dijo...

Jaja... ay Leãozinho! ahora sí me hiciste reir mucho!
Yo sí vería la novela de mi vida, bueno, tal vez no! :P jaja
Gracias x pasar a visitar... ¡saludos!

DEMOFILA dijo...

Te comentaré con todos los colores de galatina que quieras, me encanta que apoyes la liertad de expresión, en el siglo en el que estamos no debe haberla, a no ser que sean palabras ofensivas u obcenas.
El problema de mi poesía no es mío, es solamente una poesía que se me vino a la mente al ver alguas noticias, por la falta de sensiblidad y solidaridas que hay en el mundo actual, en el que nadie ayuda a nadie.
No te puedo dar opininíon sobre las telenovelas porque nunca las veo, no me gustan nada, me gustan las películas de suspense, las históricas y las de historia.
Gracías por visitarme, eso me ha dado la oportunidad de conocer tu blog, volveré a visitarte, si no te importa.
Un beso muy grande de esta nueva amiga bloguera, que espera que sigamos conéctadas para continuar con la amistad que hemos empezado.

erikadom dijo...

sin tiempo para leerlo todo pero mañana pasado o en la semana lo leo en fin que no son tantos articulos
saludos y que tebgas buen fin
le di una hojeada o como se diga y me gusto el de que eres chupable jajaja eso esta en veremos
adios

Yuri BecZam dijo...

¡Bienvenida DEMOFILA! ¡gracias por pasar a visitar!
jeje
Cuando puedas, Erika, no hay prisa, las entradas seguirán ahí. Buen fin para ti también.
=)