lunes, 3 de mayo de 2010

Frente al espejo


¡Ajá! ¡Te atrapé!
Ya no finjas, ha perdido sentido que lo intentes.
¿Cómo es que no lo noté antes?
Hay pistas por todos lados:
¿Tu boca? no deja de sonreir   (...)   ¿su sonrisa? busca tu boca   (...)   ¿tus ojos? quieren mirar sus ojos   (...)   ¿sus ojos? encuentran los tuyos   (...)   ¿tu mente? lo recrea cuando se aleja   (...)   ¿tu ausencia? hace crecer su deseo   (...)   ¿tu piel? espera sus caricias   (...)   ¿sus manos? no quieren dejar de acariciarte.

Eres tan terca... ¿todavía intentas negarte a ti misma que lo quieres?
Ya lo sabía yo, todos los corazones son iguales y el tuyo no tenía porque ser una excepción.
Acéptalo ya, ¿qué esperas?
No lo niegues y menos ahora que acabo de atraparte con las manos en la masa.

3 comentarios:

Xien dijo...

Si ya te lo han dicho, [y lo que te han dicho es cierto] ¿por qué no lo aceptas si ya te pescaron "con las manos en la masa"?

Liz dijo...

:) sta bn padre!!! me gusto mucho nena :) jeje (manita con el pulgar hacia arriba) jiji

Yuri BecZam dijo...

¡Era tan terca que lo negaba, pero ahora me encanta decírtelo (al oído y cuando menos lo esperas)!
:)