sábado, 2 de octubre de 2010

El pensamiento del mes...

Cuando me canso de escuchar tu voz, escupo ideas. Me desespera no poder odiarte. La solución a mí nostalgia es tu nostalgia y eso, simplemente, ¡me caga!
Estás lejos y siento que mereces eso y más; estás cercano o, peor aún, a mí lado y pienso que te quiero mucho; que te quiero proteger; que no quiero que nadie te lastime, mucho menos yo...
Quise controlar mis pensamientos con sentimientos, y mis sentimientos con sensaciones, pero no, no lo conseguí.
¡A quién le importa! Déjalo ya, no sufras -le dice la yo pasional y espontánea a la yo que medita, que sopesa y que ama.
¡Lo quiero mucho! no es su culpa -le contesta ésta última.
El problema es que estas dos no se ponen de acuerdo y yo, yo estoy hecha un lío como para decidir.

2 comentarios:

Xien dijo...

Yo también discuto con mis yo, pero generalmente uno gana, el más tonto... jeje ñaaa.. Sólo espero esas batallas internas no te afecten muchol¡... Saludos besos y abrazos.

Yuri BecZam dijo...

No te preocupes, mis yo se ponen de acuerdo y ¡listo!
Besitos